“Este Congreso nos permite tomar conciencia de que la Academia somos tod@s”

#AEDV2019 | Diario del Congreso
3 junio, 2019
La AEDV, una apuesta decidida, ambiciosa y continuada por la formación
10 junio, 2019
Mostrar todo

“Este Congreso nos permite tomar conciencia de que la Academia somos tod@s”

El Dr. Pedro Jaén lidera la AEDV desde hace cinco años, presidiendo la principal sociedad científica que aglutina a los dermatólogos españoles. Se muestra satisfecho con los avances logrados y se siente optimista con las tareas a desarrollar en los próximos tres años de mandato. En el marco del 47 Congreso Nacional de Dermatología, ofreció esta entrevista que se publicó en jueves día 6 de junio y se reproduce ahora en la web de la AEDV.

 

¿Cómo afronta esta nueva edición del Congreso de la AEDV?

El Congreso Nacional es el punto de encuentro anual entre todos los dermatólogos españoles, es el momento en el que nos encontramos, en el que disfrutamos de un programa científico excelente y en el que compartimos conocimientos y experiencias. También es un punto de encuentro con la industria farmacéutica y tecnológica, y asimismo es un punto de encuentro con otros actores de la vida dermatológica, ya sean dermatólogos internacionales que nos visitan representando a sus sociedades científicas, asociaciones de pacientes.

Esta reunión presencial nos ayuda también a informar sobre los proyectos que tiene la AEDV, y también permite tomar conciencia de que la Academia somos tod@s y que la Junta Directiva se ocupa de llevar a la práctica las sensaciones o los deseos de los dermatólogos españoles en la medida de lo posible. No debemos olvidar que en la especialidad de la Dermatología en España solo tenemos una única sociedad científica que nos representa a la inmensa mayoría de los dermatólogos y, por eso, estamos ante un Congreso de referencia de la especialidad de Dermatología en habla hispana.

 

¿Cómo valora su experiencia en estos cinco años de mandato?

La valoro como muy positiva, sobre todo porque empezamos a recoger los frutos de todo el trabajo desarrollado en estos años. Y lo mejor de todo es que los académicos ya están empezando a percibir claramente estos avances. Estamos teniendo un retorno muy positivo y esto nos compensa, a mí y a todos los miembros de la Junta, del gran trabajo que llevamos a cabo.

 

¿Y cuáles son los objetivos para los próximos tres años?

Hasta el momento se han podido realizar la inmensa mayoría de los compromisos del programa cuando la anterior Junta Directiva se presentó a las elecciones y, de hecho, ahora vamos a enviar una encuesta a los académicos para que nos informen sobre los temas de nuestra especialidad que les preocupan y los prioricen; queremos tener su feedback, sus ideas, propuestas, temas en los que creen que debemos hacer hincapié. Así, en la medida de lo que sea factible, trataremos de responder a estas demandas a lo largo de los próximos tres años.

 

¿De qué manera puede la AEDV apoyar al académico?

Por una parte, la formación continuada de los académicos es una de nuestras principales apuestas y se ha aumentado de forma exponencial la oferta de formación. Se ha elevado significativamente la oferta de formación presencial y online; en el futuro, pensamos que esa oferta podemos hacerla llegar a otros países y que la Academia también sea un referente en propuestas formativas para otros países.

Por otro lado, en investigación hemos aumentado mucho los recursos propios, a través de la Unidad de Investigación de la Academia; y hemos procurado colaborar para poner en el mapa la investigación que se hace en España. En un futuro continuaremos trabajando en esa línea, para que nuestro país sea más interesante para la apuesta de innovación en Dermatología.

Para las necesidades de los socios se han puesto a su disposición consultas legales y facilidades para realizar compras en sus clínicas, información sobre seguros de responsabilidad civil, la biblioteca virtual de la Academia. Esta última iniciativa ha supuesto un gran esfuerzo económico, y lo sigue siendo, quizá uno de los más importantes de la Academia, con el objetivo de mantener la biblioteca virtual y el acceso online a publicaciones científicas, así como acercar a los socios toda la información que pueda afectar al ejercicio práctico de la especialidad.

También destacaría el gran trabajo realizado para potenciar el prestigio de nuestra especialidad, que era uno de los más importantes mandatos que teníamos en la Junta pasada. Hemos aumentado el prestigio social, fundamentalmente gracias a iniciativas llevadas a cabo por la Fundación Piel Sana de la AEDV. Por otra parte, también se ha mejorado la relación con otras sociedades científicas afines, como la Academia Europea, la Academia Americana, el Colegio Iberolatinoamericano, la Liga Dermatológica internacional, así como los vínculos con otras sociedades científicas, colegios de médicos, Ministerio, consejerías de sanidad de las Comunidades Autónomas.

 

El equipo de profesionales que forma parte de la Academia ha crecido mucho en los últimos años, ¿a qué se debe?

Efectivamente, han aparecido nuevas vocalías y nuevos ámbitos de actuación y se han incorporado a la Junta Directiva nuevos miembros para abordar específicamente aspectos en los que queremos reforzarnos, como es la cartera de servicios, el ejercicio público, el ejercicio privado. Nuestro objetivo es atender mejor a la realidad de la práctica diaria de un dermatólogo en España.

 

¿Y esta creciente actividad de la Academia no supone un menoscabo de sus recursos económicos?

Las cuentas de la AEDV están perfectamente saneadas. La situación económica actual de la Academia es muy sólida, porque sabemos graduar las actividades a los recursos económicos disponibles. En los últimos años hemos aumentado significativamente nuestros ingresos, que nos han permitido elevar el número de actividades formativas e informativas que realizamos.

 

¿Son las secciones territoriales parte ejecutora de las decisiones de la Junta?

Sí, efectivamente, son muy importantes. Las secciones territoriales tienen incorporados a sus presidentes en la Junta Directiva; además, hemos sumado como invitados a los coordinadores de los grupos de trabajo, una innovación que nos permite tomar el pulso de lo que sucede en las distintas secciones territoriales y grupos de trabajo. Es nuestra intención trabajar de forma más coordinada, facilitar la coordinación entre secciones territoriales, y entre grupos de trabajo. Ya tenemos programadas reuniones para mejorar la coordinación entre las secciones territoriales y mejorar la coordinación entre los grupos, y también con la Junta Directiva Nacional.

 

Cómo han cambiado los tiempos…

Sí, se ha evolucionado de forma extraordinaria en los últimos años. Recuerdo que mi primer cargo o mi primera responsabilidad dentro de la AEDV fue como coordinador del grupo de Estética y Terapéutica, y fue hace 12 años aproximadamente. Y también estuve con la Junta Directiva presidida por Julián Conejo-Mir.

 

¿Cómo calificaría la evolución de la Dermatología española en los últimos 20 años?

Ha sido extraordinaria. Actualmente, la Dermatología es una especialidad muy cotizada, que se escoge en primer lugar por los residentes MIR debido a sus características. Además, ha ganado en presencia social. También es importante señalar que estamos ante una especialidad médico-quirúrgica, muy amplia, que tiene una cartera de servicios amplísima. En definitiva, creo que hemos asistido a un marcado crecimiento de la Dermatología en el área pública, principalmente debido al aspecto quirúrgico de la especialidad; pero también hemos ganado peso en el sector privado, sobre todo por la creciente importancia de la Medicina Estética. Sin duda, somos especialistas de referencia en el ámbito de la salud estética, y se acude a nosotros cuando se piensa en procedimientos estéticos; esto es lo que ha hecho que la práctica privada también sea algo apetecible para los profesionales.

 

¿El intrusismo ya no supone un problema de primer orden?

Siempre es una preocupación. Hay intrusismo, pero afortunadamente nuestro terreno está cada vez más definido, gracias al creciente prestigio de nuestra especialidad.

 

¿Cuáles cree que son los retos actuales de la especialidad?

Tenemos que ganar peso dentro de la sanidad pública, es algo que nuestros socios nos están demandando. Debemos seguir trabajando para incrementar el prestigio social de la Dermatología y elevar la posición de nuestra especialidad en la sanidad pública y también en la sanidad privada.