Finasteride, seguro y eficaz contra la alopecia | Tratamientos

A raíz de las últimas noticias publicadas en prensa nacional sobre el uso del finasteride en alopecia androgenética y sus efectos secundarios, el Grupo de Tricología de la AEDV quiere manifestar su opinión al respecto:

1.- El finasteride es el único fármaco aprobado por las autoridades sanitarias para el tratamiento oral de la alopecia androgenética masculina a la dosis de 1 mg diario. Desde 1997, que lo empleamos de forma regular, ha demostrado su eficacia en la mayoría de los casos.
2.- Como todos los fármacos, el finasteride tiene efectos beneficiosos, pero no está exento de efectos secundarios. Hasta la fecha, todos los efectos adversos que produce son dosis dependientes y reversibles al suspender el fármaco.
3.- En un metaanálisis (Liu, 2016), publicado recientemente sobre 17.494 pacientes, se concluye que el finasteride no se asocia de forma significativa a alteraciones en la función sexual en personas tratadas de alopecia androgenética a la dosis de 1 mg/día. Por el contrario, si existe asociación cuando se emplea en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata a dosis mayores de 5mg/día.
4.-Uno de los efectos secundarios mencionados, el riesgo de suicidio se ha publicado en la revista ‘JAMA’ del último mes de mayo (Welk, 2017) a raíz de un estudio retrospectivo que incluye 93.197 pacientes varones en tratamiento con inhibidores de la 5alfa reductasa por hiperplasia benigna de próstata (dosis mayores de las que usamos para alopecia androgenética), en el que no se demuestra un incremento significativo en el riesgo de suicidio. Se valora el riesgo de autolesiones y depresión que sí es mayor durante los primeros 18 meses de tratamiento.
5.- Otras opciones de tratamiento para la alopecia androgenética se están utilizando, con resultados más o menos aceptables, pero ninguna ha demostrado en estudios científicos una eficacia superior a los inhibidores de la 5 alfa reductasa.
6.- El trasplante capilar es una opción más de tratamiento que implica una cirugía poco cruenta con muy buenos resultados en casos seleccionados. No sustituye al tratamiento médico, que en la mayoría de casos se mantiene postrasplante para un resultado más duradero en el tiempo.

Como conclusión, consideramos el finasteride un medicamento eficaz y seguro en el tratamiento de la alopecia androgenética. La alarma generada sobre el uso de finasteride en estas últimas semanas es simplemente una alarma social que no se sustenta en ningún estudio científico.

 

Es importante, y nos corresponde a nosotros los dermatólogos, hacer una correcta selección del paciente. En primer lugar, respecto a su patología de base, al grado de su alopecia, y a las expectativas del paciente y, en segundo lugar, considerando posibles comorbilidades asociadas.

Recordar que la principal contraindicación de un fármaco es su falta de indicación.

 

Cristina Serrano Falcón
Coordinadora del Grupo español de Tricología de la AEDV.

• Liu L, Zhao S, Li F, et al.  Effect of 5α-Reductase Inhibitors on Sexual Function: A Meta-Analysis and Systematic Review of Randomized Controlled Trials. J Sex Med. 2016 Sep;13(9):1297-310.
• Welk B, McArthur E, Ordon M, et al. Association of Suicidality and Depression With 5α-Reductase Inhibitors. JAMA Intern Med. 2017 May 1;177(5):683-691.