Las estrategias más eficaces para rejuvenecer a una persona sin cirugía

  • El Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la AEDV se reúne por vigésimo noveno año para ofrecer los avances en este campo
  • Existen numerosas alternativas a la cirugía para luchar contra el envejecimiento
  • El dermatólogo puede aplicar cirugía o técnicas no quirúrgicas
  • Los rellenos, el peeling, la radiofrecuencia ablativa o el bótox son algunas de las herramientas para mejorar el aspecto facial

Pasar por el quirófano es algo que pocas personas hacen con indiferencia. En muchos casos, el miedo a la hoja del bisturí o a la anestesia hace que se piense en la ausencia de un remedio para luchar contra el envejecimiento. Sin embargo, cada vez son más las alternativas que hay a la sala de operaciones. Las novedades en este campo de la dermatología estética serán presentadas a lo largo de estos días en la XXIX Reunión del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la AEDV que se celebra del 9 al 11 de noviembre en Las Palmas de Gran Canaria.

“La cirugía no es la única alternativa terapéutica para las personas que quieren rejuvenecer. Existen otras opciones que ofrecen resultados espectaculares sin pasar por quirófano. Las alteraciones del párpado inferior, como la bolsa o la ojera, se pueden tratar con relleno de ácido hialurónico que se puede complementar con láser o peeling, si fuera necesario”, explica José Luis Martínez-Amo, dermatólogo que hablará de este tema en el Gedet.

Este especialista señala que “la zona periocular es la más importante a la hora de conseguir un rejuvenecimiento, porque la visión del ser humano se dirige a la zona de los ojos y de la boca, principalmente. No obstante, lo más importante en un paciente es saber qué es lo que necesita”.

En función de cómo se encuentre el párpado inferior, así será la técnica que el dermatólogo elegirá. “Los rellenos son útiles cuando el surco de la zona inferior está muy marcado por falta de volumen, ya que la bolsa grasa se ha reducido. En cambio, cuando hay una ojera más vascular o pigmentaria, el sistema láser es más útil para generar colágeno y que la piel se haga más gruesa y así no se vean los vasos sanguíneos”, apunta Vicent Alonso Usero, que estará de coordinador en una mesa sobre diferentes soluciones en la dermatología estética en el Gedet.

Una de las ventajas del relleno con ácido hialurónico frente al láser ablativo (CO2 o Erbio) es que, si se usa la primera técnica, el paciente no necesitará tomarse varios días de baja, algo que sí se requiere con estos tipos de láser. No obstante, los avances en láser, con una técnica de fraccionado, están ofreciendo mejores resultados al llegar a niveles más profundos.

Otra técnica que lleva poco tiempo en el mercado es el uso de los ultrasonidos focalizados para el tratamiento de la flacidez. A través del aumento de la temperatura en una zona localizada, se genera la contracción del colágeno existente y la estimulación de nuevo colágeno. “La principal diferencia con la radiofrecuencia es que ésta calienta un área más grande y produce más daño. Los ultrasonidos se pueden aplicar en las zonas de la cara, cuello, escote y cara interna de muslos y brazos. Los efectos secundarios son raros. La principal limitación es que es este equipo es caro y su mantenimiento también lo es”, explica Antonio Campo Voegeli.

En relación al envejecimiento submentoniano, el dermatólogo Guillermo Villalón afirma que el uso de la radiofrecuencia ablativa subcutánea permite realizar en la consulta un ‘lifting’ del cuello y de la parte inferior de la cara sin incisiones y con resultados muy próximos al del tratamiento quirúrgico con mantenimiento en el tiempo.

“El empleo de toxina botulínica sigue contemplándose para tratar las arrugas de expresión, como las patas de gallo, pero combinándolo con ácido hialurónico de baja densidad para revitalizar la zona”, explica la dermatóloga Lucía Pimentel.

Por último, estos especialistas señalan que es fundamental llevar a cabo un diagnóstico de cada persona y ofrecer una solución individualizada. Para José Luis Martínez-Amo, “lo fundamental de un tratamiento de rejuvenecimiento es que los otros te vean bien sin que esto signifique que te vean más joven. Hay que buscar un aspecto estupendo en función de la edad de cada persona, para lograr que siga siendo ella misma y que tenga un aspecto de absoluta normalidad. En eso consiste, en muchas ocasiones, el papel del dermatólogo que tienen que saber lo que el paciente necesita y quien debe decirle dónde hay que tratar y cuándo hay que parar”.

“Hoy día todo médico puede realizar una infiltración de ácido hialurónico. Sin embargo, el dermatólogo cuenta con la gran ventaja de ser el único especialista que domina la piel por su formación. El dermatólogo de hoy está obligado a tener una formación en dermatología estética que le permite realizar todos estos procedimientos al mejor nivel y de esta manera poder desmarcarse del resto de médicos inyectores”, concluye Martínez-Amo.

El Gedet, o Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la Academia Española de Dermatología, fue constituido en 1986 para fomentar el conocimiento de las últimas novedades en tecnología y los dispositivos empleados, constituyendo un foro de intercambio de opiniones y experiencias entre especialistas. En la actualidad, se ha convertido en un referente para informar sobre los servicios que prestan los dermatólogos españoles en la estética, cosmética y terapéutica, así como de otras novedades que se han comprobado científicamente que mejoran la calidad de vida, la asistencia a la enfermedad dermatológica o a la mejoría estética.

Para más información o entrevistas:

Ángeles López

Departamento de comunicación de la AEDV y la Fundación Piel Sana

www.aedv.es

www.fundacionpielsana.es