PREMIO MEJOR EXPEDIENTE MIR DE ESPECIALIDADES MÉDICAS DE ANDALUCÍA 2019 | DRA. PAULA AGUAYO

BREVE BIOGRAFÍA

Paula nació en Ronda. Se traslada a Granada para estudiar Medicina donde obtiene 5 Matrículas de Honor, una de ellas en la asignatura de Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología. Es por ello, que realiza la residencia en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada obteniendo la clasificación final del periodo de residencia: : 11,16/10 Positiva Destacado.

¿Por qué eliges la especialidad de Dermatología?

Decidí escoger Dermatología por ser una especialidad Médico-Quirúrgica, que además está íntimamente relacionada con la Medicina Interna. Es una especialidad en la que se trata a pacientes de todos los rangos de edad y que abarca un campo amplio de la patología, entrando en íntimo contacto con otras ramas de la Medicina como la Oncología, la Anatomía Patológica, la Pediatría, las Enfermedades Sistémicas, la Alergia o la Cirugía Plástica, entre otras. Por tanto, ser buen dermatólogo o dermatóloga es un desafío y requiere un estudio constante, algo que considero muy estimulante.

Además, es una especialidad muy visual, que desarrolla el sentido estético del médico, y a la vez es muy resolutiva. También me llamaba la atención su parte tecnológica, que está alcanzando un peso cada vez más relevante.

¿Por qué eliges realizar la Residencia en el Hospital San Cecilio de Granada?

Elegí hacer la Residencia de Dermatología en el Hospital San Cecilio de Granada por ser un servicio de prestigio con una importante escuela, y cuna de la Cirugía Dermatológica en España. Siempre me gustó mucho esta área de la especialidad.

¿Cuáles han sido los momentos más destacados de tu carrera profesional?

Destacaría el examen de Selectividad y examen MIR por haber sido momentos clave en mi trayectoria y en la de cualquier médico en España. También, el día de la selección de hospital en el Ministerio de Sanidad cuando tuve la suerte de entrar en un servicio de nivel y con magníficos compañeros. Desde entonces ha sido un camino de trabajo constante y lleno de satisfacciones profesionales, tanto con pacientes en el hospital como en el campo de la investigación. Destaco este premio, que reconoce mi dedicación durante los últimos cuatro años a la Medicina y a la Dermatología.

Dentro de la Dermatología existen varias especialidades (Tricología, Venereología…), ¿en qué campo te encuentras más cómoda trabajando?

Me gustan muchas, no sabría elegir. Actualmente me siento cómoda en la Consulta General y me gusta actualizarme en todas las áreas. Me interesa especialmente la cirugía, la parte tecnológica de la especialidad y la tricología, que avanzan a pasos agigantados.

Además has sido Representante de Residentes en la Sección Andaluza de la AEDV, ¿qué consejo darías a quién tome el relevo?

Así es, y lo he disfrutado mucho. Ser Representante de los Residentes Andaluces me ha permitido colaborar con la Academia Española de Dermatología desde la Junta Directiva de la Sección Andaluza, y a la vez conocer y estar cerca de los residentes. Esto me ha enriquecido mucho, ya que la mayoría de ellos son excepcionales, gente muy trabajadora que aspira a desarrollar una Dermatología de calidad desde sus respectivos hospitales.

Mi consejo sería que estuviera al tanto de las necesidades que van surgiendo a los residentes para transmitirlas a la Junta y se hiciera lo posible por mantener el nexo de unión entre los residentes. Todo ello permite que se siga avanzando y que la dermatología andaluza del presente y del futuro sea una dermatología de alto nivel.

 ¿Qué ha significado para ti recibir el premio al mejor expediente MIR de Especialidades Médicas de Andalucía 2019?

Recibir este premio es un honor para mí. Significa un reconocimiento al trabajo y la dedicación al hospital y a la investigación durante estos cuatro años.

La medicina es una carrera vocacional en la que, para algunos, trabajo y pasión se fusionan, y esto nos permite hacer crecer paralelamente nuestra parte profesional y personal.

Ser buen médico es un reto, pero también una responsabilidad con los pacientes. Para mí, estudiar y trabajar por ellos pocas veces ha supuesto un esfuerzo. Quiero hacer mención y reconocimiento a todos aquellos médicos y estudiantes de medicina que se esfuerzan a diario por ofrecer la mejor atención a sus pacientes.

También es vital la investigación, que nos permite evolucionar y progresar en un campo tan importante como la salud humana.

¿Qué destacarías de tu proceso formativo?

A todas las personas que me han acompañado y han creído en mí.  Entre ellas, Ricardo Ruiz Villaverde, actual Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital San Cecilio de Granada, Ramón Naranjo Sintes, Jefe del Servicio durante mis primeros años de Residencia, y Alejandro Molina Leyva, mi actual Director de Tesis junto con Ricardo, todos ellos han sido personas clave en mi formación y mi progreso. También, a mis compañeros residentes y facultativos del Servicio de Dermatología de los dos hospitales de Granada, ya que durante el proceso de fusión de ambos hospitales tuve la oportunidad de trabajar con excelentes profesionales, y además de una gran calidad humana.

Y por supuesto a mis padres, que han supuesto un apoyo incondicional durante todos estos años de Bachillerato, Universidad y Residencia. También, a mi familia y amigos, por su acompañamiento durante todos estos años.

¿Cuál es tu próximo reto como dermatóloga?

Tengo varias metas en el momento actual. Me gustaría leer próximamente mi Tesis Doctoral. También, participar en algún proyecto de cooperación y, por último, especializarme en algún área de la Dermatología para poder desarrollar una consulta monográfica.