El reto de lograr más participación de los dermatólogos no hospitalarios

El próximo 2019, Barcelona acogerá el 47 Congreso Nacional de la AEDV, en el que la Sección Catalana de la Academia tendrá un papel de especial relevancia. Ésta pasa a ser una de las principales cuestiones a abordar por la Sección durante los próximos meses, aunque también se plantean otros retos y oportunidades.

El hecho de que Barcelona sea sede de un Congreso Nacional de la AEDV no es nuevo, pero siempre supone un reto. Y es que no es la primera vez que la Sección Catalana de la AEDV toma las riendas de esta cita anual; tal y como explica su presidente, el Dr. Ramón Pujol, “desde la instauración de la periodicidad anual de los Congresos de la AEDV en 1983, nuestra Sección ha organizado el Congreso Nacional de Dermatología varios años: 1986 (Palma de Mallorca), 1996 (Sitges), 2001 y 2008 (Barcelona)”.

Un balance positivo 

Mientras llega esta nueva cita congresual, la Sección Catalana hace balance de los realizado en este último año, donde se han abordado con éxito muchos proyectos. “Las actividades de la Sección Catalana de la AEDV son variadas e incluyen, entre otras iniciativas, la organización de una reunión científica mensual, en la que se combina un apartado de presentación de casos clínicos y una sesión monográfica de temas seleccionados impartidos por profesionales nacionales e internacionales de amplia experiencia”, apunta el Dr. Pujol.

Asimismo también se organizan dos jornadas monográficas de periodicidad anual. Se trata de “la Jornada de Cáncer Cutáneo de Cataluña (que constituye una jornada científica y de divulgación sobre la relevancia de esta patología) y “la Jornada de la Dermatología Catalana” (en colaboración con la Sociedad Catalana de Dermatología), una reunión científica considerada como el punto de encuentro de todos los dermatólogos de Cataluña.

Por otra parte, desde hace varios años la Sección Catalana de la AEDV trabaja de forma coordinada en las actividades de Formación Continuada con la Societat Catalana de Dermatología de la Academia de Ciències Mèdiques i de la Salut de Catalunya i Balears, y realiza reuniones conjuntas en la sede de esta última institución.

Más dermatólogos no hospitalarios 

Para continuar con este ritmo intenso de trabajo, el Dr. Pujol aporta que es necesario afrontar algunos retos. El principal, según señala, es “estimular a los dermatólogos ‘seniors’ a participar e implicarse de forma más activa en las distintas actividades científicas de la Sociedad”. Según el Dr. Pujol, la cuestión es que “las características de dichas actividades (formación continuada, presentación de casos clínicos) y su periodicidad y horario suele implicar una participación activa por parte de residentes y dermatólogos del ámbito hospitalario, pero mucho más reducida por parte de dermatólogos de ámbito no hospitalario”.

Por último, el presidente de la Sección Catalana de la AEDV insiste en que precisamente el trabajo con los residentes es una de las áreas más destacadas. En este sentido, destaca, “desde el año 2012 se han instaurado becas competitivas para proyectos de Investigación  Dermatológica, dirigidas especialmente para residentes y especialistas jóvenes”, siendo éstas unas convocatorias de ayuda “para facilitar acudir a la convocatoria anual del Board Europeo de Dermatología a los residentes que han finalizado la especialidad”.