Atención al timo de los directorios médicos

Lunes, 04-06-2012

Tras la recepción de varias comunicaciones de académicos relativas a la inclusión sin orden expresa en directorios médicos gestionados por empresas privadas a través de Internet, se ha detectado una forma de proceder por su parte, que efectivamente genera confusión a los dres. y les induce a contratar sin que esta sea su intención.

La forma de proceder es la siguiente: la empresa basándose en datos públicos o que figuran en la red o directorios telefónicos, incluye, sin el conocimiento del médico, sus datos profesionales en un listado o relación y lo publicita a través de una web. Este acto en sí mismo no suele ser ilegítimo porque suelen partir de datos que son públicos y figuran a disposición de cualquiera en la red. A continuación, se remite al médico un formulario en el que se pide «que confirme los datos» sin indicar de forma clara que se trata de un contrato o petición de concertación de servicios de publicidad.

Cuando el médico en cuestión remite el formulario cubierto, le llega una carta con una factura por un importe elevado (más de 1.000 euros) sin saber que ha contratado un servicio. Cuando quiere devolverlo, se lo reclaman con base al documento firmado y en el que efectivamente existe una orden de contratación.

Por todo ello, desde la AEDV queremos advertir a los dermatólogos de la necesidad de leer cuidadosamente cualquiera de estos formularios que se envían y rechazar la petición de actualización de datos si no se quiere aceptar esta prestación de servicios. De todas maneras en Internet existen múltiples respuestas de médicos “engañados”, de colegios médicos, profesionales del derecho, entre otros donde sugieren diferentes formas de actuación, cuando ya se ha firmado el supuesto contrato.