De este modo, hace un repaso sobre cómo ha cambiado en los últimos años la influencia de las mujeres dermatólogas en esta especialidad.

Madrid, 4 de marzo de 2016.- La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) celebrará el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Por ello, quiere rendir homenaje especial haciendo un repaso sobre cómo ha evolucionado en los últimos años la influencia de las mujeres dermatólogas en esta especialidad.

Con el avance del tiempo, se han podido observar varios cambios a nivel dermatológico como asegura la dermatóloga Aurora Guerra, pero la profesionalidad y entrega de una mujer en este campo es la misma que en cualquier otra área, eso sí, con mejores herramientas gracias a los avances tecnológicos: “veamos: podemos cambiar la radio por la tableta, las notas por el moderno teléfono inteligente, la biblioteca física por la biblioteca virtual, los baños y cremas para la psoriasis por un tratamiento biológico, los sobres con las historias de papel por la historia digital y la máquina de escribir por el aséptico ordenador; pero las jóvenes dermatólogas trabajan con la misma ilusión, con la misma dedicación y con el mismo esfuerzo de todas las mujeres trabajadoras”. Y prosigue, “es verdad que la sociedad ha cambiado. Es verdad que las herramientas son más eficientes, que todo corre más y parece que mejor. Pero no nos engañemos; si miramos con atención, olvidando las caras y el escenario, veremos a la misma mujer, la de antes y la de ahora, con la misma fuerza, la misma ilusión y el mismo empeño”.

Asimismo, la especialista incide en que para la mujer “la calidad compensa la cantidad”, ya que muchas veces, por el trabajo, queda poco tiempo para estar en familia, las aficiones y demás. Y es que la dermatología es una preciosa especialidad. “Versátil, ágil, retadora”, describe. E insiste en que “si todas las mujeres dermatólogas nos cogiésemos de las manos, formaríamos un gran círculo. El circulo virtuoso de la mujer dermatóloga”.

Para unir a todos los especialistas en esta área, se fundó la prestigiosa AEDV. Por ello, la dermatóloga Aurora Guerra hace un repaso, ya que asegura que “no hay muchas mujeres dermatólogas que no pertenezcan a la Academia Española de Dermatología y Venereología”. Recuerda, así, que esta fue fundada en el año 1909 por Juan de Azúa y, desde entonces, ha mantenido su presencia y actividad sin interrupción hasta el momento actual. Así, matiza: “es la más antigua de las sociedades científicas españolas. Su trayectoria y el volumen de sus asociados permite realizar un paralelismo entre su existencia y comportamiento y la existencia y comportamiento de los dermatólogos españoles”.

En cuanto al papel de la mujer en el seno de la AEDV, Guerra opina que “tanto numéricamente, como en cargos directivos a lo largo de su historia ha sufrido cambios espectaculares”. Eso sí, incide en que “el número de mujeres dermatólogas en la AEDV se ha ido incrementando de forma progresiva, aunque no uniformemente. En los primeros 54 años desde la fundación de la AEDV la mujer no estuvo presente. En los 10 años siguientes la mujer aparece en la AEDV de forma tímida y alcanzó el 4% en 1974. A partir de 1975 el incremento es continuo y progresivo hasta alcanzar, al final del 2001, un porcentaje cercano al 42% (647 mujeres dermatólogas de un total de 1.565 afiliados a la AEDV). En la última década, más de la mitad de los ingresos corresponden a mujeres”.

En cuanto a la presencia de las dermatólogas en las juntas directivas de la AEDV, conviene recordar que el «Reglamento y Estatutos de la AEDV», en ninguno de sus artículos discrimina a la mujer académica dermatóloga en razón de su sexo. Es muy probable que la presencia femenina en la Dermatología siga aumentando, alcanzando un mayor número de mujeres cargos directivos, tanto en la AEDV como en los servicios hospitalarios y en la universidad.

Con ello, quieren recordar que el 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y conmemora su lucha por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Un día o una excusa para recordar la importancia de la mujer día a día y su valor. Y es que desde que está el perfil femenino, se ha incrementado la competencia profesional, la mujer puede elegir carreras con mayor potencial de desarrollo profesional, como en este caso la dermatología, y existe una aceptación de la mujer. De este modo, se da una integración de la mujer en las empresas en puestos de dirección y como ejecutivas.


Para más información

Idealmedia, gabinete de prensa de AEDV.

Sara Díez 91 183 17 30 sdiez@idealmedia.es

Raquel Martín 91 183 17 30 comunicacion@idealmedia.es

Contacto
close slider

    Acepto las políticas de privacidad

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el camión.

    X