El mayor congreso de la dermatología europea se celebra en Madrid

Más de 12.000 participantes, 750 ponentes de medio centenar de países representados son algunas de las cifras que giran en torno a la celebración del 28º Congreso de la Academia Europa de Dermatología y Venereología (EADV) que se está llevando a cabo desde este miércoles y hasta el próximo domingo en las instalaciones del IFEMA – Feria de Madrid.

 

“La dermatología se caracteriza por ser una especialidad que ayuda en múltiples facetas a la población. Ofrece soluciones para enfermedades sistémicas de la piel, tratamiento para problemas dermatológicos crónicos y agudos y ayuda a mantener un buen aspecto cutáneo. Somos el aliado tanto de la persona enferma como de la sana, porque estamos en todas las facetas del individuo desde el nacimiento hasta la vejez. Por este motivo, congresos como este, son importantes no sólo para nosotros los dermatólogos sino para toda la sociedad, ya que en él se presentarán resultados de los últimos estudios dermatológicos realizados en todo el mundo”, explica el presidente de la AEDV, el Dr. Pedro Jaén.

 

Como parte del programa precongreso, la AEDV ha organizado una sesión científica con el objetivo de mostrar a los asistentes de este Congreso la visión sobre los avances logrados por diferentes grupos de trabajo integrados por dermatólogos españoles.

 

Entre los ponentes de esta sesión celebrada este miércoles, se encontraba el Dr. Miguel Ángel Descalzo, epidemiólogo de la Unidad de Investigación de la Fundación Piel Sana de la AEDV que detalló los logros conseguidos por esta unidad y entre los que se encuentra el registro Biobadaderm un estudio prospectivo de cohortes formado por pacientes con psoriasis en tratamiento. “Hasta el momento, integra a más de 3.500 pacientes y ha generado a su vez más de 30 publicaciones. Otro ejemplo es el RegesMohs, un registro que pretende describir los factores que afectan al resultado las cirugías de Mohs y que está integrado por 6.000 pacientes”, señaló el Dr. Descalzo quien concluyó destacando el objetivo principal de esta Unidad, el de ayudar a los dermatólogos a producir una investigación de mayor calidad que redunde en un mejor cuidado al paciente.

 

La teledermatología, su desarrollo actual y sus posibilidades futuras, estuvo presente en esta sesión de la AEDV en el Congreso de la EADV. La Dra. Lara Ferrándiz presentó algunas iniciativas que están en marcha en nuestro país y cómo han ayudado a agilizar la lista de espera en algunos hospitales, favoreciendo un diagnóstico y tratamiento precoz en problemas dermatológicos graves.

 

En cuanto a los avances logrados en psoriasis, el Dr. Pablo de la Cueva, presidente de la Sección Centro de la AEDV y jefe de Dermatología del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, resumió en esta sesión los resultados de los últimos estudios en este campo. “Este es un Congreso en el que esperamos ver los últimos datos en relación a los nuevos medicamentos biológicos que han mejorado mucho la calidad de vida de estos pacientes. En psoriasis están siendo una revolución, así como en otras patologías cutáneas”, afirmó.

 

Por su parte, el Dr. Eduardo Nagore, director de la revista Actas Dermo-Sifiliográficas de la AEDV y jefe clínico del Servicio de Dermatología de la Fundación IVO, ofreció una charla centrada en los telómeros como marcadores de pronóstico en pacientes con melanoma. “Los telómeros -una parte de los cromosomas que ha mostrado ser un marcador de la edad biológica- son también un predictor del riesgo de desarrollar cáncer. Lo que las últimas investigaciones muestran es que tener telómeros largos parece ser un factor de riesgo para desarrollar un melanoma. Sin embargo, si el cáncer de piel ya se ha desarrollado, los pacientes con telómeros cortos son los que presentan peor pronóstico”, señaló este dermatólogo.

 

La razón que está detrás de esta aparente contradicción –aclara este especialista– es que las personas con telómeros cortos tienen más frecuentemente mutaciones en el promotor de TERT, un regulador genético que promueve precisamente un alargamiento de los telómeros. Es decir, en una persona con telómeros cortos una vez que desarrolla un melanoma, internamente se compensa ese acortamiento inicial. “Estos pacientes tienen un mecanismo en sus cromosomas para que la célula cancerígena sobreviva y como consecuencia su pronóstico es peor”, subrayó el Dr. Nagore que ofrecerá otras dos charlas en este congreso sobre otros tipos de cáncer de piel.

 

Entre los múltiples temas que se presentarán en este congreso se encuentra la alopecia. El Dr. Sergio Vañó, miembro de la AEDV y dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, presentó las novedades terapéuticas y diagnósticas en diferentes tipos de alopecia. “Para las personas con la alopecia más común, la androgénica, lo que muestran numerosos estudios es que el uso de minoxidil oral tanto en hombres como en mujeres con este problema es efectivo. Así como el empleo de dutasterida oral en alopecia androgénica masculina y este fármaco en microinyecciones en hombres y mujeres”, aclaró este dermatólogo.

 

Para la alopecia areata, de origen autoinmune, el tratamiento de elección es el formado por los fármacos inhibidores de la vía JAK. Además, otras novedades vienen de la mano de un estudio realizado por un grupo español que relaciona la microbiota intestinal con el desarrollo de esta alopecia.

 

El Dr. Vañó aclaró que los trasplantes capilares no siempre son una solución para todos los tipos de alopecia: “En la alopecia frontal fibrosante puede realizarse, pero se ha visto que los injertos van disminuyendo su supervivencia con el paso del tiempo. En cambio, como noticia positiva, es muy importante destacar los nuevos sistemas cosméticos que mejoran notablemente el aspecto de estos pacientes”.

 

Durante cinco días, tanto en el Congreso de la EADV como en las reuniones paralelas realizadas por sociedades de subespecialidades en dermatología, serán más de 80 sesiones las impartidas por dermatólogos de nuestro país que además moderarán 40 sesiones en las que participarán especialistas de todo el mundo con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes dermatológicos.