Entrevista al Dr. Javier Quintana

III Jornadas de Iniciación a la Dermatoscopia, cuyo director es el doctor Javier Quintana en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el pasado 18 de noviembre.

¿En qué han consistido estas III Jornadas de iniciación a la dermatoscopia?

Fundamentalmente están destinadas a descubrimiento y aprendizaje de utilización de esta técnica a profesionales de atención primaria, médicos de medicina general, especialistas en dermatología. Esta técnica de la dermatoscopía es primordial para realizar un buen diagnóstico del cáncer de piel, melanoma. Unos 200 profesionales aproximadamente han participado este año en esta jornada, organizada por la Unidad de Gestión de Dermatología del Hospital Virgen del Rocío, al que no sólo han acudido profesionales de nuestra área sanitaria sino también del resto de Andalucía.

¿Cuáles son las ventajas de conocer bien la técnica de la Dermatoscopia?

El uso correcto del dermatoscopio es fundamental para estudio del melanoma y múltiples cánceres cutáneos. El dermatoscopio es un microscopio de epiluminiscencia, que aplicándolo sobre la piel nos evita en la mayoría de las veces no tener que realizar una biopsia innecesaria de muchas lesiones cutáneas porque con el dermatoscopio la fiabilidad es muy alta en el diagnóstico. Se considera una técnica de diagnóstico no invasiva.

Con este curso, aumentan los casos diagnosticados precozcomente…

Por supuesto, en el melanoma el diagnóstico precoz es fundamental por eso el primer profesional sanitario que lo ve es el primero en diagnosticarlo. Y con la ayuda de la dermatoscopia pues se diagnostica muchísimo mejor. Por lo tanto, hay un 40% más de acierto en el diagnóstico.

El problema del Melanoma es la profundidad del tumor. Mientras más tiempo pasa el tumor crece más y el pronóstico es más incierto.

La dermatoscopia es el arma de diagnóstico no solo de los dermatólogos, sino de muchos médicos que estudian la piel y sobre todo de los médicos de atención primaria. Es un sistema diagnóstico que debe ser aprendido por todos los médicos de familia.