La psoriasis pediátrica precisa de un tratamiento adaptado y eficaz

  • En la semana del Día Mundial de la Psoriasis, la Academia Española de Dermatología y Venereología quiere poner el foco en la población infantil.
  • Un tercio de los casos de psoriasis se da antes de cumplir los 20 años.
  • Estos pacientes presentan síntomas específicos de la enfermedad y pueden desarrollar otros problemas, como el síndrome metabólico, depresión o ansiedad, que podrían evitarse con una atención adecuada.

Muchas de las terapias habituales para la psoriasis del adulto no son eficaces o prácticas en la población pediátrica, lo que supone un reto para los dermatólogos a la hora de establecer un tratamiento adecuado en estos pacientes que representan un número nada desdeñable en esta enfermedad, ya que un tercio de los casos de psoriasis se da antes de cumplir los 20 años.

Porque presenta unas peculiaridades específicas en estos pacientes y porque las lesiones en la edad pediátrica suelen ser de menor tamaño, más finas y descamativas, en muchos casos además se puede retrasar el diagnóstico e incluso hacer que la valoración de la incidencia sea algo menor de la real.

Estas singularidades han de tenerse en cuenta para llevar a cabo un correcto diagnóstico y en ellas quiere incidir la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) en la semana en la que se celebra el Día Mundial de la Psoriasis.

 

“Nuestro objetivo en la celebración del Día Mundial de la Psoriasis es concienciar de los retos que todavía presenta esta enfermedad e insistir en que este trastorno debe ser evaluado y tratado por un dermatólogo, el médico especialista en los problemas de la piel”, explica el doctor Pedro Jaén, presidente de la AEDV, quien señala que esta especialidad quiere llegar a todos los pacientes y visibilizar las investigaciones que hay en marcha.

En la infancia y adolescencia, ciertos tipos de psoriasis son más frecuentes que en otras edades como la psoriasis ‘en guttata’ o en gotas, que suele estar precedida por una faringitis estreptocócica o una infección perianal. Además, en los niños, las áreas más afectadas suelen ser el cuero cabelludo y la cara, seguidas de la superficie de rodillas, codos, tronco e ingles.

Hasta en un 30% de los casos la psoriasis debuta en la edad pediátrica y, si bien en la mayoría de los casos es leve, poco extensa y en ocasiones de difícil diagnóstico, se sabe que se asocia a otros problemas que pueden alterar el normal desarrollo del niño.

Entre otros problemas, se sabe que el riesgo de padecer psoriasis es directamente proporcional al de tener sobrepeso y obesidad mórbida. El 30% de estos niños tiene síndrome metabólico, cuando la incidencia de este problema en la población general es de un 6%.

“Es importante resaltar que la tasa de comorbilidades en pacientes de menos de 20 años de edad es el doble que en pacientes sin psoriasis. Por esto, queremos insistir en la importancia de una correcta evaluación y seguimiento por parte del dermatólogo que es quien proporciona a cada paciente, en función de la gravedad, extensión e historia de psoriasis, los medios de apoyo y terapéuticos apropiados para conseguir el mejor control posible de la enfermedad”, señala Pedro Herranz, miembro del Grupo de Psoriasis de la AEDV.

De hecho, debido al aumento de los riesgos metabólicos asociados con el exceso de adiposidad central, se justifica una vigilancia temprana y una modificación del estilo de vida de estos pacientes. No obstante, no sólo se presta atención a la parte física de la enfermedad.

“Los dermatólogos sabemos que los niños con psoriasis tienen más riesgo de desarrollar depresión y ansiedad. El desarrollo temprano de la psoriasis va asociado a mayores dificultades para expresar emociones y a una personalidad más vulnerable al estrés. Todo esto hace que el tratamiento de estos pacientes sea multifactorial y esté enfocado tanto a prevenir ciertas comorbilidades como a tratar la gravedad de los síntomas y evitar el impacto psicológico de esta enfermedad”, afirma el dermatólogo Raúl de Lucas, miembro del Grupo de Dermatología Pediátrica de la AEDV.

Por su parte, la vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, Cristina Tiemblo, ha recordado que farmacéuticos y dermatólogos realizan una estrecha labor y que, desde la colaboración de estos dos sectores, se puede mejorar la adherencia al tratamiento y la calidad de vida de los pacientes. “Podemos transmitir mensajes sobre la importancia de los hábitos diarios, tan simples como mantener una buena higiene o no aplicar perfume sobre la piel, que son fundamentales para una mejor calidad de vida”.

Finalmente, el presidente de la AEDV reitera que

“la mejor manera de luchar contra una enfermedad es conocerla y entenderla. Esto se consigue buscando información fiable y las mejores fuentes se encuentran en los especialistas en dermatología y webs de referencia como la de la Fundación Piel Sana de la AEDV donde familiares y pacientes pueden encontrar todos los aspectos relacionados con el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la psoriasis tanto en niños como en adultos. La Academia, a través de su Fundación, ha estado y está empeñada en mejorar el conocimiento de las enfermedades de la piel”, ha concluido Pedro Jaén.

El Grupo de Psoriasis reúne a los dermatólogos de la AEDV especialmente interesados en esta enfermedad y tiene por objetivo proporcionar al resto de académicos y a la población los conocimientos y la formación necesaria para elevar la calidad asistencial de estos pacientes.

Con motivo del Día Mundial de la Psoriasis, se ha desarrollado para este año una campaña sobre la ‘Psoriasis Infantil’, dirigida a los profesionales que también intervienen en el proceso asistencial de estos pacientes: médicos de Atención Primaria y Farmacéuticos. Para ello se impartirán diversas charlas por todo el país, en las que un dermatólogo se reunirá con los otros profesionales mencionados.

Para más información o entrevistas:

Ángeles López
Departamento de comunicación de la AEDV y de su Fundación Piel Sana
angeles.lopez (arroba)aedv.es