Entrevista al Dr. Pereyra | La psoriasis es una enfermedad sistémica

Hoy día tenemos muy claro que la psoriasis es una enfermedad sistémica, es decir, puede afectar a cualquier órgano o sistema del organismo.

El dermatólogo José Juan Pereyra, es Licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla. En la actualidad es coordinador del área médico-quirúrgica de la Unidad de Oncología Cutánea del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Recientemente ha concluido el Máster Oficial en Telemedicina.

El Dr. Pereyra participa en regularmente en las reuniones del grupo de enfermedades ampollosas, así como otros grupos donde se trata las áreas de psoriasis, cáncer de piel y nuevas tecnologías.

¿Qué es la Necrosis Epidérmica Tóxica? ¿Cuántos casos se han registrado en Andalucía en el último año?

La Necrolisis Epidérmica Tóxica (NET) es una de las enfermedades dermatológicas más complejas en cuanto a su morbilidad, mortalidad y secuelas. Ha supuesto también un gran desafío para los investigadores a la hora de dilucidar sus mecanismos patogénicos.

Se trata de algo más que un fallo cutáneo agudo, es una enfermedad sistémica que requiere un enfoque multidisciplinar y, como tal, precisa una estrecha colaboración entre dermatólogos, cirujanos plásticos, intensivistas y otros especialistas. De hecho, se trata en unidades de grandes quemados donde intervienen todos estos especialistas. El Hospital Virgen del Rocío es uno de los 6 centros de la RED CSUR de Unidades de grandes quemados.

Con ocasión del Congreso Nacional de 2015 revisamos las cifras de mortalidad de los últimos 10 años que rondaban el 38% y que son algo superiores pero en el rango de las reportadas por la literatura. Precisamente en los últimos 10 años se había empelado un protocolo donde se le daba una importancia al uso de inmunosupresores y nos planteamos revisar ese protocolo.

¿Tiene cura? ¿Cuál es el protocolo del tratamiento y cuáles son los avances médicos?

Actualmente podemos decir con enorme satisfacción de desde la implantación del protocolo en junio de 2016, hemos tratado 12 casos y ninguno ha fallecido. Por tanto, SI, tiene cura.

Hasta ahora la causa principal de fallecimiento era la sobreinfecciones. Creamos un grupo de trabajo multidisciplinar, hicimos una revisión sistemática de la literatura y encontramos que no había evidencia de éxito de ningún tratamiento (al ser una enfermedad rara es difícil hacer estudios controlados), más bien parecía que los inmunosupresores podrían favorecer las infecciones, precisamente la causa de mortalidad.

Por tanto, el protocolo que hemos instaurado da la mayor importancia a las medidas de soporte, reanimación hídrica, curas por parte de enfermería especializada de la Unidad de Quemados… y evitar los agentes inmunosupresores.

Actualmente estamos en fase de comunicar nuestros resultados, para aumentar el número de casos y poder confirmar estos hallazgos. En ese sentido, además de la comunicación en la reunión del Grupo de cosmética y terapéutica de la AEDV, donde obtuvimos el premio a la mejor comunicación, ha sido recientemente presentado la semana pasada en el European Burns Association y también publicados los primeros 10 casos en el Journal European Association Dermatology and Venereology.

::::::::Sobre Psoriasis::::::::

Además de problemas de piel, ¿qué otros síntomas o manifestaciones pueden indicar la presencia de esta enfermedad?

Hoy día tenemos muy claro que la psoriasis es una enfermedad sistémica, es decir, puede afectar a cualquier órgano o sistema del organismo. Y cuando digo cualquiera es en el sentido literal, pues cada vez se descubren más asociaciones.

Desde las más clásicas como la artritis psoriásica, donde sabemos que, según las series, hasta en el 42% de los pacientes pueden presentarla; pasando por mayor riesgo de muerte absoluta y por evento cardiovascular; alta incidencia de depresión y suicidio; afectación hepática, renal y un largo etcétera

¿Se puede prevenir con hábitos saludables? ¿Qué  factores influyen en la aparición y empeoramiento de esta enfermedad?

Desde las publicaciones de Nestlé y colaboradores, hoy día se considera que la psoriasis es una enfermedad con una predisposición genética (de ahí la frecuente agregación familiar que encontramos entre nuestros pacientes), y en un determinado momento acontece un factor desencadenante (como puede ser una infección, una enfermedad, intervención, traumatismo, etc.) que pone en marcha una “cascada” inflamatoria en nuestro organismo (a través de unos mediadores de nuestras defensas) que a su vez se retroalimentan y perpetúan la psoriasis.

Yo no hablaría de prevención de la psoriasis en sí, pero sí que los pacientes pueden mejorar la calidad de vida e incluso mejorar los brotes y curso, por su puesto de la mano de sus dermatólogos. Una dieta saludable, evitar el consumo de alcohol y tabaco; y una buena hidratación de la piel, ejercicio moderado y evitar el sobrepeso serían consejos adecuados para los pacientes con psoriasis, teniendo en cuenta no solo el beneficio de la psoriasis en si sino de todas las comorbilidades que hemos apuntado.

 

¿Hacia dónde avanza la investigación para la mejora de la calidad de vida de los pacientes?

Por una parte existe una importante investigación en nuevos fármacos. Cada vez son más “selectivos” de manera que actúan justo en donde se produce el desequilibrio inflamatorio. Hay líneas de investigación que se centran en otras alteraciones que ocurren en la psoriasis, no solo inflamatoria.  Incluso existen otras líneas de investigación más novedosas como aquellas que se preguntan sobre el papel de la microbita intestinal.