El reto y la oportunidad de ir de estreno

Habitualmente son muchas y variadas las complicaciones que conlleva organizar un evento de estas dimensiones. En esta ocasión, se ha añadido uno más que, en realidad, supone también un aliciente y un reto: estrenar Palacio de Congresos.

Así lo reconoce la Dra. Ana Martín-Santiago, presidenta ejecutiva del Congreso; según apunta, “nuestro principal reto ha sido superar el hecho de que este sea el primer congreso científico que se organiza en el nuevo Palacio de Congresos de Palma de Mallorca, y en el que se van a utilizar de forma simultánea todos los espacios de este recinto”.

En este mismo sentido, el Dr. Joan Escalas Taberner, presidente del Comité Organizador, recuerda que “este Congreso ha tenido que prorrogarse en varias ocasiones debido a que el Palacio de Congresos no estuvo finalizado a su debido tiempo, por lo que tengo que agradecer a la Junta Directiva de la Academia, así como a la Sección Centro que el año pasado tuvo a bien cambiar la sede para que este año pudiera ser en esta ciudad”.

Por todo ello, los ojos de otras sociedades científicas, de la población, de las autoridades y de los hoteleros de las Islas Baleares van a estar muy pendientes del desarrollo de este evento. Por ello, indica la Dra. Martín-Santiago, “queremos dejar el listón muy alto, y se han estudiado y cuidado los pequeños detalles para garantizar el éxito de este encuentro”.

Nuevo, amplio y bien situado

El Palacio de Congresos de Palma tiene una inmejorable localización frente al mar, a quince minutos caminando de la catedral y el centro histórico, y a cinco minutos en coche del aeropuerto internacional de Son Sant Joan. El Auditorium Principal es la joya del edificio: concebido con la máxima polivalencia, se trata de un espacio con capacidad para 1.978 personas, que puede dividirse en tres auditorios totalmente independientes, con sistemas propios para funcionar separadamente en tres salas de 1.249, 442 y 142 personas. Cuenta con los mejores avances en materia audiovisual, de sonido, cabinas de traducción…Además, el espacio abierto y polivalente de las salas de exposiciones es una garantía de eficiencia, gracias a sus 2.340 m2, divididos en planta baja (1.640 m2, Expo 1) y la mezzanina (de 700m2, Expo 2).